Comunidad Médica

Definición:

La Dismenorrea se define como un calambre doloroso, usualmente en el abdomen inferior, que ocurre durante la menstruación, en el período anterior, o en ambos.


Se define como primaria en ausencia de una patología pélvica subyacente, y como secundaria en caso de haberla (endometriosis, pólipos endometriales, fibromas, etc.) (1).

 

Prevalencia:

  • Es el más común de los síntomas ginecológicos reportados por las mujeres.
  • Afecta entre el 50 -90% de las mujeres en etapa menstrual.  (1)

 

Una encuesta destinada a evaluar el impacto en la calidad de vida hecha en 404 mujeres con dismenorrea mostró que síntomas leves se observaron en un 53%, moderados en un 20% y severos en 2%; además de que pocas de ellas buscaron atención médica debido a ello (2).

 

La dismenorrea primaria habitualmente comienza unos 6-12 meses luego de la menarca, una vez que los ciclos son regulares. El dolor a menudo comienza antes de la menstruación, se extiende por 72 horas y mejora conforme pasa el tiempo.


No es frecuente que estén presentes otros síntomas ginecológicos, y, por definición, el examen pélvico es normal.


Contrariamente, en la dismenorrea secundaria el dolor tiene comienzo luego de varios años de menstruaciones de características normales, puede persistir luego de que éstas hayan finalizado y puede existir durante el ciclo menstrual, o sea, entre menstruaciones.


Es común la presencia de otros síntomas ginecológicos y el examen pélvico puede ser anormal; sin embargo, la ausencia de anormalidad no excluye que se trate de una dismenorrea secundaria.


Dentro de las causas frecuentes de dismenorrea secundaria se encuentran la endometriosis, la adenomiosis, la miomatosis, la poliposis endometrial, la enfermedad inflamatoria pélvica y la presencia de dispositivos intrauterinos (DIU) de colocación reciente, entre otras (1).


Tratamiento:

En la dismenorrea primaria las drogas antiinflamatorias no esteroides (AINE), como el ibuprofeno,  son la primera opción de tratamiento.  Si éstas están contraindicadas o no son toleradas, el paracetamol es una opción adecuada.


Los AINEs reducen la inflamación y el dolor bloqueando la producción de prostaglandinas, quienes  a su vez son las responsables del aumento de la contractilidad uterina, quien, en última instancia, provoca los dolores cólicos.


En caso de que la mujer no tenga pensado embarazarse, la anticoncepción hormonal es una alternativa de primera opción.


La combinación de un AINE con tratamiento de anticoncepción hormonal es otra alternativa si no hay mejoría  con ambos tratamientos de manera individual.


En el caso de la dismenorrea secundaria, si bien el tratamiento deberá ser acorde a la patología de base, es oportuno ofrecer un  AINE a fin de mejorar los síntomas (3, 4, 5).


Bibliografía:

  1. Society of Obstetricians and Gynaecologists of Canada (2005) SOGC clinical practice guideline. Primary dysmenorrhea consensus guideline. Society of Obstetricians and Gynaecologists of Canada. www.sogc.org
  2. Weissman, A.M., Hartz, A.J., Hansen, M.D. and Johnson, S.R. (2004)The natural history of primary dysmenorrhoea: a longitudinal study.British Journal of Obstetrics & Gynaecology 111(4), 345-352.
  3. Zhang, W.Y. and Li Wan Po, A. (1998) Efficacy of minor analgesics in primary dysmenorrhoea: a systematic review. British Journal of Obstetrics and Gynaecology 105(7), 780-789.
  4. Marjoribanks, J., Proctor, M., Farquhar, C. and Derks, R.S. (2010) Nonsteroidal anti-inflammatory drugs for dysmenorrhoea (Cochrane Review). The Cochrane Library. Issue 1. John Wiley & Sons, Ltd.
  5. Dysmenorrhea: Am Fam Physician 2005; 71: 285-91, 292. 2005 American Academy of Family Physicians.

Términos de Uso Política de Privacidad Pie de Imprenta Mapa Del Sitio Referencias

Lea atentamente el prospecto y ante la menor duda consulte a su médico y/o famacéutico


L.AR.MKT.CC.11.2015.0270